Un momento del acto de inauguración de las jornadas No Contrabando en Sevilla

Altadis organiza un seminario sobre los perjuicios del contrabando de tabaco en Sevilla

El comercio ilícito de tabaco, una lacra que ya supera el 54% de las ventas en la capital hispalense, urge a miembros del Ayuntamiento de Sevilla, la Agencia Tributaria, la Guardia Civil y los representantes de los estanqueros y los consumidores andaluces a buscar medidas para luchar contra las mafias que se enriquecen con este negocio.

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha inaugurado la sesión de ponencias ‘NO contrabando, un lema que es necesario asumir’ asegurando que es prioridad del Ayuntamiento de la capital hispalense perseguir cualquier tipo de actividad ilícita y, muy concretamente, el contrabando de tabaco. Zoido ha afirmado que esta razón le ha llevado a formar parte activa de la comisión de trabajo recientemente constituida para combatir dicha lacra social, junto a la Asociación Provincial de Estanqueros de Sevilla, la Unión de Consumidores de Andalucía y Altadis, la compañía líder en la lucha contra el comercio ilícito de tabaco en el país.

Tras la bienvenida, la directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, Rocío Ingelmo, ha mostrado su preocupación sobre los alarmantes índices de comercio ilícito registrados en Sevilla e Ignacio Millán, director de la Asesoría Jurídica de Altadis, ha recordado que el tráfico ilícito de tabaco está relacionado con delitos graves como la corrupción y el blanqueo de capitales.

Después de esta intervención, el Jefe de la Dependencia Regional de Aduanas, José Carlos Arobes, ha explicado a los asistentes las estrategias desarrolladas por la Administración para hacer frente al contrabando de tabaco y el teniente coronel de la Guardia Civil de Andalucía, Ramón María Clemente Castrejón, ha repasado las últimas operaciones llevadas a cabo contra las mafias por parte de la Benemérita en la región, como por ejemplo el desmantelamiento de una gran fábrica ilegal de tabaco ubicada en el Castillo de las Guardas a principios de año.

Juan Moreno, de la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE), ha aprovechado la ocasión para alertar sobre el auge de las ventas ilegales por Internet y la distribución ilícita en las ferias de la región y Fernando Romero, presidente de la Asociación Provincial de Estanqueros de Sevilla, para trasladar el malestar de su gremio. Romero ha recordado que la fuerte caída de las ventas de tabaco de los estancos sevillanos ha provocado el cierre de muchos negocios en esta provincia en los últimos años. Los que no han cerrado, luchan por sobrevivir mientras el comercio ilícito sigue creciendo con fuerza en la región.