Bruselas pide que la UE se sume al pacto internacional contra la venta ilícita de tabaco

La Comisión Europea ha presentado una propuesta para que la Unión Europea se sume como bloque al protocolo para eliminar el comercio ilícito de productos del tabaco que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al que ya pertenece España.

La Unión Europea firmó en diciembre de 2013 la convención marco sobre control del tabaco de la OMS, un requisito previo para unirse a este pacto, que el Ejecutivo comunitario define como un acuerdo innovador que servirá como instrumento multilateral para combatir el comercio ilícito de tabaco.

El protocolo se centra en la protección de la cadena de suministro de productos del tabaco y exige establecer un régimen de seguimiento y localización de ámbito global, además de un centro mundial de intercambio de información.

Por el momento son siete los países que se han sumado a este protocolo, acordado en Seúl en 2012: España, Austria, Gabón, Mongolia, Nicaragua, Turkmenistán y Uruguay, pero con la entrada de la UE en su conjunto, elevaría a 29 el número de adhesiones. No obstante, para que dicho pacto entre en vigor se necesita contar con 40 países.

La propuesta de Bruselas necesita el visto bueno aún del Consejo y del Parlamento Europeo para ser efectiva.