Desmantelada una red de contrabandistas que cubría toda España

En el marco de la lucha frente al contrabando de tabaco, la Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización, asentada en Xátiva (Valencia) pero que operaba por toda España, tras la detención de un total de 18 personas con edades comprendidas entre los 21 y los 60 años a las que se acusa de contrabando, delito contra la salud pública, blanqueo de capitales y tenencia ilícita de armas.

Los once registros efectuados en la también localidad valenciana de San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz (Madrid) y Córdoba han arrojado un total de 13.166 cajetillas de tabaco de contrabando, unos 500 cigarrillos artesanales, seis kilos de picadura de tabaco o material para su empaquetado. En conjunto, entre el tabaco suministrado por el grupo había desde marcas comercializadas en España, aunque sin las precintas fiscales o procedentes de países de fuera de la Unión Europea, hasta otras no distribuidas en el país.

Las investigaciones policiales comenzaron en enero del pasado año cuando se tuvo conocimiento de que en dos comercios de Xátiva, ambos regentados por una misma familia, se comercializaba con tabaco ilegal. El modus operandi englobaba dos canales de aprovisionamiento de la mercancía. Por un lado, un matrimonio transportaba tabaco procedente de Europa del Este desde San Antonio de Benagéber hasta Xátiva cada tres días. Además, se recibía tabaco de la zona de Gibraltar desde Torrejón y Córdoba a través de un servicio de paquetería y bajo nombres falsos.

Los agentes se han incautado también de un arma, dinero en metálico, coches, hachís, una báscula y una balanza de precisión. Asimismo, se han bloqueado seis cuentas bancarias y cuatro inmuebles por valor de medio millón de euros. Por el momento, ocho de los detenidos, cuatro de ellos con antecedentes penales, han pasado a disposición judicial.