¿Dónde se oculta el tabaco ilegal?

El ingenio y la inventiva de los contrabandistas no deja de sorprender a las fuerzas del orden tanto en España como en Europa. El Teniente Coronel del Servicio Fiscal de la Guardia Civil, Jesús Castilla Paz, durante su ponencia en el I Congreso Frente al Contrabando de Tabaco, ilustró a los asistentes sobre cómo los delincuentes tratan de introducir tabaco de manera ilícita en diferentes países, generalmente oculto entre otro tipo de mercancías legales.

Militares extraen cajetillas de tabaco de contrabando del interior de troncos

Las fuerzas del orden han encontrado tabaco en los lugares más insólitos

Entre 2009 y 2011 en España “el número de aprehensiones cayó para después estabilizarse en torno a los 200-300 millones de cigarrillos al año” y Europa ha reproducido una tendencia similar. Actualmente “España es el quinto país europeo en aprehensión de cigarrillos”, explicó el guardia civil. El tabaco ilícito se introduce sobre todo desde Gibraltar, Andorra y las Islas Canarias. De hecho, más de la mitad de las incautaciones llevadas a cabo por parte de la Benemérita entre enero y agosto de este año “provenían de Gibraltar”. En cuanto al destino puntualizó que, fuera de los recintos aduaneros, las provincias donde más incautaciones practica la Benemérita cada año son Cádiz, Sevilla y Lérida, por este orden.

La fórmula más habitual para mover el tabaco de contrabando son los dobles fondos de coches y motos, que pueden albergar cientos de cajetillas, aunque gracias a la reciente implantación del escáner Medusa en la Aduana de La Línea, esta práctica ha sido notablemente frenada.

Las autoridades también han confiscado tabaco en sofás o calderas. En el trascurso de las operaciones, incluso han hallado decenas de miles de paquetes de cigarrillos ocultos en dobles fondos alojados en grandes camiones, que además suelen tener elaborados sistemas de extracción de carga una vez pasados los controles. Un buen ejemplo de esto fue la operación que tuvo lugar en el Puerto de Cádiz en agosto de 2014. En aquella ocasión la Guardia Civil evitó la introducción de más de 46.000 cajetillas de tabaco ilegal, un cargamento valorado en unos 200.000 euros, escondido en un camión que arrastraba un semirremolque frigorífico y que volvía vacío de Canarias.

El tabaco ilícito también llega por vía aérea desde los países de Europa del Este o por vía marítima desde diversos puntos, fundamentalmente China. “Cada año se interceptan una media de 25 a 30 contenedores”, de los cuales, “unos 15 de media llegan desde China”. Los tres grandes puertos de entrada son Valencia, Barcelona y Algeciras, lo que según Jesús Castilla Paz “es solo la punta del iceberg”.

A nivel europeo, los puntos de origen más habituales son Rusia, Ucrania y Bielorrusia que suministran tabaco ilegal a todo el continente, pero especialmente a los países nórdicos y a Gran Bretaña, donde el precio de las cajetillas es el más alto de toda Europa. Al llegar a esos puntos, la mercancía ha sido interceptada en el interior de bloques de hormigón, escondido dentro de troncos de madera o camuflado entre sacos de cebollas. Como anécdota, el Teniente Coronel mostró también una imagen del uso de drones para trasladar una caja de 10 kilos de tabaco de contrabando de Rusia a Lituania.

Collage con varias fotos de tabaco ilícito oculto en diversos objetos y dobles fondos

Varias imágenes de cómo los delincuentes esconden el tabaco ilegal