Fabricación casera y venta ilegal de cigarrillos a menores

La Guardia Civil del Área Fiscal del Puesto Principal y la Policía Local de Badajoz han incautado 500 cigarrillos de fabricación casera tras la denuncia por parte de varios padres de los alumnos de un instituto de San Roque. Según los denunciantes, una tienda de chucherías, muy cercana al centro, estaba vendiendo a los menores cigarrillos de fabricación casera, carente de precintos y control sanitario.

Así, el pasado 21 de febrero, los agentes llevaron a cabo la inspección de este local, en el que comprobaron que en el mostrador se encontraban expuestos al público para la venta un total de 500 cigarrillos de fabricación casera, algunos de ellos distribuidos en bolsas pequeñas.

El responsable del establecimiento ha sido denunciado por infracciones a la Ley de Contrabando, que pueden suponer sanciones de 2.000 euros como mínimo, además de la sanción administrativa por la venta del tabaco a menores y el cierre del establecimiento durante una semana.

El comercio ilícito de picadura, la fabricación clandestina de cigarrillos o la venta ilegal en internet de hoja de tabaco picado destinado para abono agrícola y que se ofrece finalmente a consumidores, son sistemas de contrabando cada vez más comunes en la comunidad extremeña, que están utilizando las organizaciones criminales como fuente de financiación y que facilitan el acceso de los menores al tabaco.