Agentes organizan el tabaco decomisado en Córdoba en octubre de 2015

La Guardia Civil ha intervenido en Córdoba un total de 104.000 cajetillas de tabaco ilícito desde 2015

Desde principios del 2015 y en los dos primeros meses de 2016, la Benemérita de Córdoba ha efectuado 75 operativos contra el comercio ilícito de tabaco, que en total han cosechado las siguientes cifras: la incautación de 104.000 cajetillas de tabaco de contrabando, 80 denuncias por infracciones administrativas y ocho detenciones a supuestos autores de delitos de contrabando. Solo el año pasado la Benemérita ya interceptó más de 71.000 cajetillas.

La Jefatura de la Comandancia, en cumplimiento de sus funciones de resguardo fiscal del Estado, tiene un dispositivo de servicio específico orientado a verificar las informaciones recibidas, efectuar inspecciones y denunciar las infracciones observadas en materia de comercio ilícito de tabaco.

Una de las operaciones más importantes tuvo lugar en abril, cuando los agentes detuvieron a un vecino de la capital que ya estaba siendo investigado por dedicarse al almacenaje y transporte de tabaco ilícito. Entonces, la Guardia Civil aprehendió 18.378 cajetillas, casi 5.000 euros en efectivo y varios teléfonos móviles.

El pasado mes de octubre, un operativo conjunto de la Comandancia de Córdoba y la Agencia Tributaria desarticuló, a través de la Operación Pálapo, un grupo organizado dedicado a la venta al por mayor de labores de tabaco, detuvo a seis personas y decomisó alrededor de veinte toneladas de hoja de tabaco. Un gran golpe a las mafias del contrabando al que siguió otro dos meses después, cuando efectivos de la Guardia Civil de Tráfico detuvieron un furgón en la A-45 (Córdoba-Málaga) que escondía, entre palets y tablones de madera, 37.370 cajetillas de tabaco ilícito.

La última gran operación en la zona tuvo lugar este pasado mes de febrero en Fuente Palmera, donde se decomisaron 31.200 cajetillas y se detuvo a un vecino del municipio como presunto autor de un delito de contrabando.