Macrooperación contra el contrabando de tabaco

La Guardia Civil de Llerena (Badajoz), en colaboración con las Unidades del Cuerpo y de la Unidad Técnica de Policía Judicial de Madrid y la Dirección General de Agricultura de la Junta de Extremadura, han desarticulado una organización criminal dedicada a la venta de tabaco ilícito mediante una macrooperación en la que han sido detenidas un total de 124 personas en 22 provincias españolas.

Esta actuación policial es la segunda fase de la ‘Operación ‘Pacote’, que se saldó hace unos meses con la detención de seis miembros de una misma familia que introducían grandes partidas de su producción de tabaco y de terceras personas en el mercado ilícito de España y Portugal. En esa ocasión, se decomisaron 250.000 kilogramos de hoja de tabaco.

La Guardia Civil ha señalado en un comunicado que los detenidos, además de comercializar tabaco ilegal, en ocasiones recurrían a terceras personas para cubrir la demanda del comercio ilícito. En este contexto, los agentes han recalcado que los acusados utilizaban empresas de mensajería o alquilaban furgonetas, en las que transportaban la mercancía ilícita para repartirlas por el territorio nacional. Tal y como confirman fuentes policiales, la mayoría de los delincuentes regentaban importantes puntos de distribución y venta de hoja de tabaco picada, como propios domicilios, establecimientos abiertos al público, bares y kioscos, y en otras ocasiones lo distribuían a través de Internet.

Durante la operación, la Guardia Civil ha podido ratificar que existía un vínculo previo entre los acusados en la primera fase policial y los actuales. En esta segunda etapa, se ha investigado parte de la información obtenida desde sus inicios, como que los presuntos autores introdujeron en el mercado negro durante el año 2016 cerca de 87.000 kilos de tabaco por medio de una empresa de mensajería. Asimismo, los agentes analizaron más de 172.000 datos informáticos y cerca de tres mil envíos dirigidos a un total de 658 destinatarios. Los detenidos e investigados han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Llerena.