Nace una coalición internacional para combatir el comercio ilícito

La Coalición Contra el Comercio Ilícito (CAIT, en sus siglas en inglés) -integrada por las empresas: Domino, Essentra, Arjowiggins, Atos, FATA Logistics, Fracturecode y Aegate- surge con el firme propósito de hacer frente a la falsificación y al contrabando de bienes en Europa, un problema que perjudica a gobiernos, industria, consumidores y a toda la sociedad en general. La coalición persigue fomentar la cooperación entre todos los agentes afectados, compartiendo buenas prácticas y trabajando juntos en la búsqueda de soluciones que puedan aplicarse a los distintos sectores.


«El comercio ilícito nos afecta a todos, la proliferación de bienes falsificados y pirateados se lleva 1 billón de dólares de la economía mundial cada año y hace que millones de personas se queden sin trabajo», asegura Florent Denjean, miembro de CAIT por parte de Solutions Arjowiggins. «Los productos no seguros ni homologados suponen un enorme riesgo para los consumidores de todo el mundo y, a la vez, privan a los gobiernos de forma sistemática de recibir cientos de miles de millones en forma de ingresos tributarios. Esto tiene que terminar», añade Denjean.

El comercio ilícito afecta a las industrias farmacéutica, automovilística, agroalimentaria, química, juguetera, textil, de artículos de lujo, alcohol, tabaco, cosméticos, piedras preciosas y relojes de todo el mundo y es una fuente de financiación habitual del crimen organizado, la trata y el tráfico de seres humanos y el terrorismo.