Percepción de los europeos ante el comercio ilícito de tabaco

Encuesta CE- Europa

Gracias a la encuesta realizada por el Eurobarómetro a 27.672 ciudadanos de la Unión Europea, se ha podido conocer la percepción de los europeos ante el mercado ilícito de tabaco, y lo que es más importante, descubrir las diferencias y similitudes entre los 28 Estados miembros ante esta lacra común.

El mapa que ha dibujado la encuesta arroja datos interesantes en relación a la percepción del contrabando, los motivos que llevan a los europeos a consumir este tipo de tabaco, así como su conocimiento sobre la financiación del crimen organizado.

En primer lugar, y tal y como señala el informe publicado por el Eurobarómetro, la encuesta ha puesto de manifiesto que existe una brecha clara entre la realidad del mercado negro de tabaco y la percepción que los europeos tienen del asunto.

Si bien es cierto que casi un 80% de los encuestados asegura que nunca le han ofrecido tabaco de contrabando, cuando hablamos del cómputo global, las cifras varían mucho si se analizan los países de forma individualizada. Así, mientras que en Luxemburgo un 94% y en Portugal y Bélgica un 90% de los encuestados aseguran que nunca les han ofrecido tabaco ilícito, en el otro extremo de la tabla se sitúan países como Lituania y Bulgaria, donde el 64% de los encuestados asegura haber tenido acceso al mercado negro de tabaco.

En cuanto a la pregunta sobre dónde se les ha ofrecido tabaco de contrabando, los ciudadanos de los 28 países coinciden cuando afirman que la calle es, sin lugar a dudas, el lugar donde a la mayoría se le ha ofrecido tabaco ilegal, representando en torno al 60% del total de los encuestados. Otra de las respuestas en las que coinciden los europeos es cuando se les consulta por los motivos que llevan a la gente a consumir tabaco ilegal, y una media del 74% de los más de 27.000 encuestados afirma que el reducido precio de este producto es la razón principal. Para más de un 90% de suecos, lituanos, malteses y franceses este es el motivo para consumir tabaco ilegal, mientras que algo más del 50% de los holandeses y rumanos se apoyan en este motivo para consumir tabaco ilegal.

Cuando se preguntó a los encuestados sobre los principales problemas derivados del mercado negro de cigarrillos, la mayoría identificó la pérdida de impuestos para las arcas del Estado, pero tan sólo una pequeña proporción de europeos reconocen que el mercado negro es una de las fuentes clave de ingresos para los grupos del crimen organizado.

Por tanto, los europeos se muestran preocupados por cómo el contrabando de tabaco está dañando los ingresos públicos, pero también los resultados de la encuesta ponen de manifiesto la necesidad de realizar una labor de sensibilización entre la ciudadanía para que ésta reconozca que el comercio ilegal es una de las principales fuentes de ingresos para las bandas del crimen organizado.