Precintado un club que comercializaba hoja de tabaco picado destinada a matar orugas, moscas y pulgones

Incautacion_Leon

El diario El Mundo informa hoy del precinto de un club de fumadores en León en el que se comercializaba hoja de tabaco picado destinada a uso agrícola.

Esta actuación a cargo de la Policía Local leonesa pone de relieve el riesgo sanitario del contrabando, a menudo infravalorado y sin embargo ampliamente acreditado en un caso en que los clientes del establecimiento estaban consumiendo un repelente letal para insectos como la oruga, la mosca blanca o el pulgón, y, por lo tanto, no aptos para consumo humano.

El detalle de la operación pone de relieve asimismo la ausencia de control en la preparación de ese producto nocivo, que se trituraba y pesaba en el mismo local y que procedía de sacas sin ningún tipo de timbrado o etiquetado.

En total, el peso del material incautado ha ascendido a 50 kilos, e incluye 1.080 cigarrillos sin empaquetar.

En base a la total ausencia de controles o garantías sanitarias, este hecho apunta a la posible apertura de diligencias por un delito contra la salud pública contra los responsables del club: sin duda, una llamada de atención sobre que, más allá de contribuir a un oscuro engranaje y a una importante detracción de ingresos fiscales, el consumo de tabaco ilícito supone un serio riesgo para la salud.