Tres años de prisión y 307 millones de multa para el responsable de la operación ‘Picado I’

Cajas de picadura de tabaco decomisadas en la macrooperación

Operación ‘Picado I’

La Audiencia de Jaén ha condenado a uno de los detenidos en el marco de una de las mayores actuaciones llevadas a cabo en España contra el contrabando de tabaco, la denominada operación ‘Picado I’, desarrollada en noviembre de 2015, que se saldó con la aprehensión de 41,5 toneladas de picadura de tabaco. El empresario de Madrid, J.S.M., de 34 años, ha sido condenado a tres años de prisión y el pago de una multa de 307 millones de euros por delito de contrabando. Se verá además obligado a indemnizar con 30,1 millones de euros a la Agencia Tributaria por el impago de impuesto especial e IVA.

Según la sentencia, el condenado trataba el tabaco en rama en una nave de Fuenlabrada (Madrid), para posteriormente comercializarlo a través de internet o de pedidos directos, al margen de la ley. Una empresa de mensajería era la encargada de su distribución.

De las once personas detenidas inicialmente, solo este individuo ha llegado a sentarse en el banquillo de los acusados. J.S.M. era el administrador único de la empresa Altersana que, entre 2013 y 2015, se dedicó a vender picadura de tabaco a través de internet, además de suministrar picadoras y entubadoras de tabaco. Según el informe de la Guardia Civil, la empresa radicada en Madrid simulaba ser una mera comercializadora mayorista de hojas de tabaco, en la que, sin embargo, se vendía tabaco ilícito en bolsitas por el coste de un euro. Durante esos tres años de actividad, la compañía facturó 87,7 millones de euros.