Altadis y el Ayuntamiento de La Línea colaboran frente al contrabando de tabaco

Abordar el problema del contrabando de tabaco en La Línea de la Concepción, una de las zonas de España más afectadas por este problema, y encontrar soluciones conjuntas ha sido el centro del encuentro entre el alcalde de la localidad gaditana, Juan Franco, y Altadis. Bajo la convicción de que esta lacra social “es uno de los problemas más graves que tiene la ciudad y que encuentra sus raíces en la situación económica y social”, Franco ha destacado la necesidad de “perseguir un plan integral que afronte todas las vertientes del problema”. Por su parte, la directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, Rocío Ingelmo, ha transmitido al alcalde la preocupación de la compañía por los elevados niveles de contrabando en la localidad.

De izquierda a derecha: Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis; Juan Franco, alcalde de La Línea de la Concepción; Miguel Ángel Martín, director de comunicación de Altadis y Carlos Fernández, jefe de la Policía Local.

De izquierda a derecha: Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis; Juan Franco, alcalde de La Línea de la Concepción; Miguel Ángel Martín, director de comunicación de Altadis y Carlos Fernández, jefe de la Policía Local.

En este contexto, el alcalde de La Línea ha manifestado que desde el consistorio destinarán todos los recursos a su alcance para erradicar el contrabando. Este compromiso demuestra, para Ingelmo, un avance positivo, ya que en el pasado estaba extendida la percepción de que el contrabando de tabaco era una fuente de ingresos para muchas familias, sobre todo teniendo en cuenta las altas tasas de paro.

Esta reunión, en la que participó también el jefe de la Policía Local, Carlos Fernández, se enmarca en los encuentros periódicos entre el Ayuntamiento de La Línea y Altadis para establecer mecanismos de colaboración en la lucha frente al contrabando. En este sentido, la compañía ha propuesto mantener una estrecha colaboración con la Policía, que se apoyará en dos acciones. Una técnica, dirigida a los agentes, y otra que permita concienciar a los jóvenes de que el contrabando no es una forma de vida.