Desarticulada en Sevilla una red que abastecía tabaco de contrabando a panaderías, fruterías, quioscos y tiendas de ultramarinos

La Guardia Civil de Sevilla ha desarticulado una organización criminal dedicada al comercio ilícito de tabaco de contrabando en la Campiña y la Sierra Sur. La actuación llevada a cabo por los agentes en el marco de la denominada ‘Operación Filtrus’, se ha saldado con la incautación de 367.560 cajetillas de tabaco de contrabando de diferentes marcas, por un valor de 1.300.000 euros, y la detención de 19 miembros de la estructura organizada.

Las investigaciones se iniciaron hace dos meses, cuando los agentes detectaron una intensa actividad de venta de tabaco de contrabando en la localidad de Morón de la Frontera. Así, pudieron comprobar que la organización operaba en distintas localidades de Sevilla, concretamente en Marchena, Arahal, Utrera, Paradas y Morón de la Frontera, donde abastecían a quioscos, panaderías, fruterías y comercios de ultramarinos de tabaco de contrabando para su venta. El tabaco incautado procede principalmente de Gibraltar, aunque también se ha identificado tabaco falsificado de origen desconocido.

En la operación ha intervenido un dispositivo de casi 100 agentes de la Guardia Civil compuesto por distintas especialidades pertenecientes al Instituto Armado y coordinados por la Compañía de Osuna. La ‘Operación Filtrus’ permanece abierta con la investigación de otros dos vecinos de Morón por su presunta colaboración en la trama, y el estudio de la naturaleza del material incautado.