Desmantelada una fábrica clandestina con 4.000 kilos de tabaco picado en Alcalá de Guadaíra

La Agencia Tributaria y la Policía Nacional, en el marco de una operación conjunta, han desarticulado en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra una fábrica clandestina de tabaco con 4.000 kilos de tabaco picado. La mercancía ilícita procedía de distintos países de la Unión Europea y tenía su distribución por diversas provincias españolas mediante empresas de paquetería. Junto a la mercancía ilícita, se han intervenido además maquinaria destinada a la elaboración de cajetillas de distintas marcas.

Un envío de tabaco desde Bulgaria con destino a Alcalá hizo sonar las alarmas de la Unidad Operativa de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria. La propia UDEV del municipio sevillano tenía constancia de la existencia de un grupo organizado decidido al almacenaje, manipulación y distribución de tabaco ilegal.

Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes permitieron localizar las naves de los polígonos donde se recepcionaba el tabaco, así como las ubicaciones exactas donde se practicaba esta actividad ilícita. Concretamente, en una de las fincas alcalareñas de las afueras, el tabaco se separaba y trillaba para las posteriores labores de picado y embolsado. El producto empaquetado era distribuido a diferentes empresas de transporte de paquetería que se encargaban de su entrega y reparto a los clientes finales. Además, la organización facilitaba máquinas de entubado de tabaco, tubos de cigarrillos vacíos e incluso cajetillas de fácil ensamblaje para su empaquetado.

El responsable de la organización era ya investigado por la Agencia Tributaria desde 2019. La mercancía intervenida ha sido puesta a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Alcalá de Guadaíra y las investigaciones continúan abiertas.