Desmantelada una fábrica de picadura de tabaco en Sevilla

La Agencia Tributaria, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, han desmantelado en un operación conjunta una fábrica de picadura de tabaco en Alcalá de Guadaíra (Sevilla).

Las investigaciones se iniciaron cuando las autoridades interceptaron una serie de envíos sospechosos de tabaco procedente de Bulgaria al municipio sevillano. Como resultado de dichas pesquisas, el pasado 1 de agosto los agentes procedieron a la detención de cuatro personas, e intervinieron 2.200 kilos de labores de tabaco, así como un vehículo y maquinaria para el tratamiento, almacenaje y distribución de esta sustancia.

Las hojas de tabaco procedían tanto de productores españoles, como de otros países comunitarios como Francia y Bulgaria. Después de transformar la hoja de tabaco en picadura para fumar, la banda camuflaba la mercancía en cajas y bolsas sin logos para su distribución, llegando incluso a reutilizar las cajas empleadas previamente para otros usos.

La nave donde se elaboraba y manipulaba el tabaco carecía de mínimas medidas de seguridad o control sanitario, suponiendo un grave riesgo para la salud de los consumidores. A los detenidos se les imputan presuntos delitos de contrabando y contra la salud pública.