Desmantelada una fábrica de tabaco ilegal oculta bajo tierra en Málaga

La Guardia Civil, a través de Europol, ha desarticulado en el marco de la operación “Hannibal” a una organización criminal dedicada a la fabricación y comercialización ilícita de tabaco y tráfico de estupefacientes en la provincia de Málaga.

Considerada la primera fábrica clandestina de tabaco underground de Europa, los agentes han detenido a 20 personas de distintas nacionalidades e intervenido 153.000 cajetillas de tabaco listas para su venta y 17.600 kilogramos de picadura de tabaco, además de 20 kilogramos de hachís y 144 kilogramos de marihuana.

Oculta bajo la tierra en una cuadra de caballos, y accesible a través de un montacargas y unas escaleras, la infraestructura instalada contaba con un generador eléctrico que suministraba corriente a maquinaria pesada que permitía una producción de más de 3.500 cigarrillos a la hora.

Condiciones insalubres

En la fábrica trabajaban seis trabajadores de nacionalidad ucraniana, que convivían en condiciones insalubres, sin contacto con el exterior y abandonados a su suerte.

Durante la actuación policial, uno de los generadores se apagó dejando sin funcionamiento el sistema de ventilación. Esto provocó la histeria de los trabajadores que comenzaron a gritar y a golpear el contenedor que bloqueaba la salida sin que los agentes presentes en la superficie pudieran escuchar estas señales de socorro, pues la instalación se había construido de manera insonorizada para evitar que el ruido de las máquinas operando saliera al exterior.

Una vez que se localizó el acceso a la fábrica, los agentes asistieron a los trabajadores con serios problemas para respirar en un ambiente totalmente insano, procediendo de inmediato a la liberación y rescate de todos ellos. La organización criminal estaba compuesta por ciudadanos de origen británico, lituano y ucraniano, muchos de ellos con antecedentes relacionados con el contrabando.