Desmantelada una organización contrabandista: 25 detenidos y material incautado por valor de 10 millones de euros

La Guardia Civil ha detenido en Santaella, Córdoba, a 25 personas procedentes de Europa del Este y pertenecientes a una banda criminal especializada, que exportaba tabaco de contrabando a países como Inglaterra, Italia y Rusia. Las investigaciones, realizadas bajo el nombre de “Operación Pastela”, comenzaron el pasado mes de septiembre, tras el incendio en una nave industrial en el Polígono de Manzanares, Ciudad Real, que acabó con dos personas fallecidas y 16 heridos. La inspección ocular de la nave puso al descubierto una gran cantidad de tabaco picado y maquinaria industrial, además de una zona creada a modo de vivienda para los operarios que trabajaban en la nave incendiada. Investigaciones posteriores corroboraron que la actividad  de la nave era la fabricación, elaboración y distribución de cigarrillos a partir de tabaco picado de manera ilegal, ya que se desconocía la procedencia de la picadura con la que se elaboraban los cigarrillos.

Además del número de detenidos, cabe destacar el valor del material incautado: casi 10 millones de euros. A esta cantidad hay que añadir el valor de la producción que se realizó durante cuatro meses en diferentes naves repartidas por el territorio nacional, que asciende a unos 200 millones de euros, con una capacidad diaria de producción de 1.200.000 euros. Concretamente, el material intervenido está constituido por 1.154.400 cajetillas de tabaco, 750 kilos de tabaco picado, 2.000 kilos de cigarrillos liados y dos “pallet” de cigarrillos defectuosos.

La coordinación de la Guardia Civil con Europol determinó que la organización conseguía grandes cantidades de picadura de tabaco que trasladaba hasta las naves. Allí se realizaban las fases de producción, elaboración y distribución del tabaco, para su posterior traslado a otros países europeos. Para ello, los trabajadores de las fábricas ilegales vivían en el interior de la nave y eran reemplazados continuamente para no generar lazos amistosos entre ellos ni con la población local.

A los acusados se les imputan delitos de homicidio imprudente, contra la hacienda pública, contrabando, organización criminal, sobre la venta y distribución de labores de tabaco a nivel internacional y ocultación de sus beneficios mediante fraudes fiscales. Para más información: http://www.guardiacivil.es/es/prensa/noticias/6960.html