El Covid–19 no impide el comercio ilícito de tabaco

La Guardia Civil ha intervenido 1.200 cajetillas de tabaco de contrabando en uno de los puntos de verificación de personas y vehículos establecidos en la provincia de Huelva con motivo del estado de alarma vigente estos días a consecuencia de la crisis sanitaria originada por el Covid–19.

Los agentes interceptaron un vehículo en la aldea almonteña de El Rocío con 400 cajetillas de contrabando ocultas en el maletero, además de 1.065 euros en efectivo. Otros dos vehículos, esta vez en la localidad de Palos de la Frontera, también fueron identificados por transportar un total de 800 cajetillas de tabaco sin los precintos legales correspondientes.

Junto a la correspondiente acta por infracción a la ley de contrabando, a estos conductores se les suma otra por vulnerar las directrices dadas por las Autoridades Sanitarias en el Real Decreto 463/2020 de proclamación del Estado de Alarma.