Estanqueros y profesionales del sector se reúnen en la IV edición del Congreso frente al Contrabando de Tabaco, organizado por Altadis

Altadis ha celebrado, por cuarto año consecutivo, el Congreso frente al Contrabando de Tabaco, un evento que reúne a los principales actores que padecen el comercio ilícito de este producto y a aquellos que trabajan para atajarlo. Este año, el acto ha sido organizado, de nuevo, en el Palacio de Congresos Fibes de Sevilla, donde se han congregado unos 300 estanqueros de diferentes provincias de la comunidad andaluza, zona Centro y Extremadura.

La celebración del Congreso ha coincidido con una campaña de concienciación lanzada por Altadis en la capital hispalense, bajo el lema “Damos la cara frente al contrabando”, en la que han participado empleados de la Compañía y estanqueros. La campaña arrancó semanas antes con la proyección de un anuncio en los autobuses de la ciudad y en soportes publicitarios de las calles de Sevilla. Asimismo, Altadis colgó el pasado 7 de noviembre una lona gigante de repulsa hacia la venta ilegal de tabaco que ocupa gran parte de la fachada frente al río de su antigua fábrica de tabacos en el barrio de Los Remedios.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, inauguró el acto agradeciendo a Altadis su compromiso con la causa y destacando la importancia que tiene trasladar mensajes claros y contundentes a la sociedad andaluza. “Este Congreso nos da la oportunidad de poner el foco en algo que preocupa a un colectivo importante como es el de los estanqueros y que afecta enormemente a la sociedad en su conjunto. Desde el Ayuntamiento nos comprometemos a poner las herramientas necesarias para eliminarlo”, declaró el regidor municipal ante los invitados.

El programa del Congreso incluyó dos mesas redondas con los títulos: “Alternativas comerciales a la caída de ventas por el contrabando” y “El contrabando de tabaco, un camino al narcotráfico”.

Para la primera de ellas, Antonio Golpe Moya, profesor titular de Economía de la Universidad de Huelva y Juan Manuel Martín, profesor en el departamento de Análisis Cuantitativo de la Universidad Internacional de la Rioja y expendedor en Huelva, ofrecieron a los asistentes las conclusiones extraídas de sus estudios sobre la evolución del contrabando de tabaco, a nivel nacional y provincial en los últimos años, así como diferentes recomendaciones que, según sus investigaciones, se deben tener en cuenta. De este modo, según sus intervenciones, las autoridades deberían, antes de aplicar una subida de impuestos, analizar no sólo la elasticidad del precio sino también la elasticidad de la renta. Es decir, no es lo mismo subir impuestos en épocas de crecimiento que en época de recesión.

Igualmente, ambos académicos, concluyeron su ponencia aconsejando a los expendedores que, en las zonas en las que la propensión del consumidor a migrar al mercado ilícito sea mayor, ofrezcan como producto sustitutivo la picadura de liar siempre que detecten que el consumidor busca una alternativa más barata para fumar.

En su intervención, Rocío Ingelmo, Directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, que participó también en esta primera mesa redonda,  reafirmó las hipótesis de ambos profesores y afirmó que, “con la colaboración de fabricantes, consumidores y estanqueros, podemos revertir la situación del Campo de Gibraltar como pasó, en su momento, en Galicia. Hace unos años, esta era la comunidad autónoma con más contrabando de tabaco de España y actualmente, el mercado legal de tabaco no deja crecer en este territorio”.

Con posterioridad a la primera mesa redonda, el presidente de Altadis, Jon Fernández de Barrena, hizo entrega de los premios a aquellas profesionales que, con su trabajo y dedicación, han participado en numerosas operaciones que han puesto fin a la actividad delictiva de innumerables bandas criminales dedicadas al contrabando de tabaco. Así, Jaime Héctor Torres Ruiz, funcionario del Cuerpo Ejecutivo de Vigilancia Aduanera de la Delegación Especial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria de Castilla-La Mancha y José Ramón Cabo Ballester, funcionario del Cuerpo Ejecutivo de Vigilancia Aduanera de la Delegación especial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria de Valencia, recogieron el premio como representantes de la Agencia Tributaria.  En nombre de la Guardia Civil, el galardón fue para Beatriz Vernet Perna, Capitán de la Guardia Civil, al frente del Grupo de Delincuencia Económica de la Unidad Técnica de Policía Judicial. Finalmente, fueron premiados Francisco López Gordo, comisario de La Línea de la Concepción y Luis Jesús Esteban Lezaun, comisario de Algeciras, ambos miembros del cuerpo de la Policía Nacional.

La segunda mesa redonda, “El contrabando de tabaco, un camino al narcotráfico”, contó con la presencia de Juan Franco, alcalde de La Línea de la Concepción; el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Algeciras, Jesús Narciso Núñez Calvo; Francisco López Gordo, Jefe de la Comisaría de la Policía Nacional en la Línea de la Concepción, y Alejandro Riera, autor del libro “Traficantes de Humo”. En el coloquio, los protagonistas debatieron, con gran interés, sobre los orígenes, los motivos y las negativas consecuencias sociales que provoca el contrabando de tabaco, destacando la clara conexión entre el contrabando de tabaco y el narcotráfico.

Así, Juan Franco repasó los principales puntos que afectan a su localidad y reconoció la inseguridad ciudadana que se está viviendo en áreas muy concretas de La Línea. Afirmó, que las medidas previstas por el Gobierno que conciernen a esta zona no son suficientes y que, reconociendo que se trata de un área con una situación socioeconómica delicada, el foco del Ayuntamiento está en implementar un sistema de apoyo social potente que de una alternativa a los contrabandistas y principalmente, a los más jóvenes. Por su parte, Jesús Narciso recordó la historia de la zona del Campo de Gibraltar y la labor que, desde hace siglos, las fuerzas de Seguridad llevan a cabo. Aseguró, además, que la principal medida para evitar el contrabando de tabaco actualmente es que el Gobierno de España llegue a un acuerdo con el de Gibraltar para la reducción de la diferencia fiscal de este producto. Francisco López, en su intervención, hizo referencia a las nuevas formas de contrabando de tabaco, basadas en la instalación de fábricas ilegales en nuestro país y dirigidas por mafias organizadas que provienen de Europa del Este. Finalmente, Alejandro Riera, tras un exhaustivo estudio para la elaboración de su tercer libro sobre bandas criminales, afirmó que el contrabando de tabaco, a parte de ser la antesala del narcotráfico, es también una de las fuentes de financiación del terrorismo.

La clausura del Congreso corrió a cargo del presidente de Altadis, Jon Fernández de Barrena, quien ofreció su apoyo al colectivo de estanqueros afectados por el contrabando, animó a todos los actores implicados a continuar luchando contra esta lacra, destacó la importancia de la colaboración público-privada y manifestó la intención de Altadis de seguir trabajando frente al contrabando para mantenerse como la empresa tabaquera de referencia en esta lucha.