Incautadas 20 toneladas de tabaco de picadura destinadas para abono que se comercializaban al consumo humano

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil han desmantelado, con la colaboración de las autoridades aduaneras de Francia, una supuesta red internacional dedicada al contrabando de tabaco al interceptar 20 toneladas de picadura ilegal entre las provincias de Sevilla, Córdoba y Málaga.

1243713_1

La operación, en la que se han detenido diez personas, se inició el pasado mes de mayo tras las sospechas de que se desviaran al consumo humano importantes partidas de labores de tabaco destinadas como abono a actividades agrícolas. En una primera fase, a inicios del verano, ocho personas fueron detenidas por los delitos de contrabando de tabaco, contra la salud pública y contra la Hacienda Pública y se incautaron diez toneladas de picadura de tabaco en las provincias de Sevilla y Córdoba. En la segunda fase, diez toneladas más fueron aprehendidas por las autoridades y dos personas fueron detenidas en Málaga.

El tabaco, en un inicio, se dirigía hacia a una empresa localizada en Córdoba y a partir de ahí se retiraba del circuito comercial como abono y se distribuía por Extremadura y Andalucía a otros clientes para acabar siendo consumido por personas, sin haber pasado el control de las autoridades sanitarias.

Gracias a esta operación, llevada a cabo por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Guardia Civil de Sevilla y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, se ha retirado una importante cantidad de tabaco picado ilegal que equivaldría a dos millones de cajetillas.

Accede al vídeo de la operación