503314-620-282

Incautadas 2,3 toneladas de tabaco ilegal procedente de Bulgaria

Nuevo golpe policial al comercio ilícito. La Agencia Tributaria y la Guardia Civil han desarticulado una organización que importaba tabaco de contrabando procedente de Bulgaria para su distribución en nuestro país a través de Internet mediante una operación conjunta denominada ‘Maritsa’.

La operación ha permitido intervenir 2,3 toneladas de hoja de tabaco y strip –es decir, pequeños trozos de hoja de tabaco obtenidos después de retirar las fibras– y numerosa documentación sobre la contabilidad de la trama, así como la detención en Gandía de tres integrantes de este grupo criminal, incluido su cabecilla, para el que se ha dictado un auto de prisión provisional.

En una nueva muestra del peligro sanitario asociado al tabaco de contrabando, el embalaje del producto ilegal advertía que este no era apto para el consumo humano. La trama camuflaba esa alarmante indicación con atractivos descuentos, y desarrollaba su actividad desde la presunta legalidad de una sociedad mercantil registrada en realidad para el comercio al por mayor de cereales, plantas, abonos y animales.

El tabaco procedente de Bulgaria se trataba en un almacén clandestino en el municipio valenciano de Oliva, y de ahí se trasladaba a las instalaciones de la mercantil investigada, que lo enviaba a su vez a puntos de toda la geografía nacional mediante un servicio de transporte urgente

No nos resta más que dar la enhorabuena a los funcionarios de la Agencia Estatal de Administración Tributaria del Área Regional de Vigilancia Aduanera de Valencia, Guardia Civil y al equipo de Policía Judicial de Gandía por asestar un nuevo golpe al tabaco ilegal, y alertar de nuevo a los consumidores sobre los riesgos sanitarios de un producto ajeno a cualquier control o regulación.