La Guardia Civil realiza una docena de inspecciones anticontrabando en Gran Canaria

La Guardia Civil ha realizado una docena de inspecciones sanitarias y fiscales en la isla de Gran Canaria en el marco del cumplimiento de la normativa europea para la regularización de la trazabilidad y las medidas de seguridad sobre el tabaco.

Los agentes de la Patrulla Fiscal y Fronteras de la Guardia Civil han intervenido más de 9.000 cajetillas de tabaco que ya han sido remitidas a la Agencia Tributaria junto a 823 paquetes de picadura de liar que han quedado a disposición de la Dependencia Regional de Aduanas e Impuestos especiales de Las Palmas. Además, se han intervenido cigarrillos mentolados – prohibidos desde el pasado 20 de mayo – que han sido remitidos a la Dirección General de Salud Pública de Las Palmas.

Las 12 inspecciones – once de ellas desarrolladas en locales de ocio y venta – dieron lugar a 28 denuncias, de las que 12 son infracciones administrativas por poseer una precinta fiscal antigua. La normativa exige marcar todos los envases con un código identificador y obliga a todos los operadores, así como a sus instalaciones, a trazar el movimiento de los productos del tabaco a lo largo de la cadena de suministro.