Jornada_Altadis_-_Extremadura

La Junta de Extremadura prepara un Real Decreto sobre trazabilidad de hoja de tabaco

En el transcurso de la jornada de concienciación organizada por Altadis en Extremadura bajo el título ‘El papel de los agricultores ante el contrabando de hoja de tabaco’, la directora general de Política Agraria Común (PAC) de la Junta de Extremadura, Yolanda García, ha asegurado que “la Junta está preparando un Real Decreto de trazabilidad de la hoja de tabaco”. Extremadura pretende así situarse así a la cabeza de Europa en materia de trazabilidad para frenar el auge del comercio ilegal de picadura. La normativa entrará en vigor en el próximo año.

El objetivo principal de este Real Decreto es la protección del sector, así como velar por su imagen. La directora ha anunciado que va a compartir el borrador del Decreto con el sector productivo y con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, habiendo informado ya al Ministerio de Agricultura.

Según los últimos datos de la Encuesta de Paquetes Vacíos de la consultora Ipsos, correspondientes al segundo trimestre de 2017, las cajetillas de tabaco de contrabando consumidas en Extremadura han pasado de representar el 54,1% del total en 2014 a solo el 1,6% en 2017. Este descenso tiene sin embargo una explicación que sigue exigiendo una lucha implacable contra el comercio ilícito en la región: el aumento del contrabando de hoja de tabaco.

El encuentro ha reunido a representantes de la propia Altadis, la Compañía Española de Tabaco en Rama (Cetarsa), la Guardia Civil, el Servicio de Vigilancia Aduanera y la Junta de Extremadura, para abordar no solo los prejuicios del contrabando de hoja de tabaco, sino también la normativa vigente para poner coto a esta práctica delictiva.

Concienciar a los agricultores

Según ha explicado Manuel Delgado, comandante jefe de Operaciones de la Comandancia de Badajoz de la Guardia Civil, el contrabando de hoja de tabaco se ha convertido en un fenómeno en auge en la región, impulsado, principalmente, por el uso de Internet. “Al mismo tiempo que han decrecido las aprehensiones de cajetillas de tabaco, las de tabaco picado se han disparado en los últimos años”, ha asegurado.

En este sentido, Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, ha asegurado que “si el contrabando de hoja de tabaco se extiende, habrá dos efectos negativos y directos para los agricultores: la caída de su reputación y la disminución de sus ventas”.

Los expertos han insistido además en que la venta de tabaco de liar en el mercado negro burla los trámites obligatorios para la circulación lícita, como son los controles sanitarios y de calidad. Javier Gómez Darmendrail, presidente de CETARSA, ha hecho un llamamiento a la todos los actores implicados en el sector para luchar contra esta lacra, y ha querido recordar la importancia de los canales de denuncia de puntos de venta ilegales para “ayudar a sostener un sector que da de comer a muchas familias”.

Isidoro Rodríguez, jefe del Área Regional del Servicio de Vigilancia Aduanera en Extremadura, ha indicado, por su parte, que “la Ley General Tributaria ha introducido nuevas situaciones consideradas infracciones, como la venta a personas o empresas que no sean de primera transformación”.