La Policía Nacional intensifica la persecución del contrabando

La Policía Nacional ha llevado a cabo recientemente tres intervenciones en el Campo de Gibraltar con el fin de sofocar la actividad ilícita que gira alrededor del tabaco en la zona. Con estas actuaciones policiales, en lo que va de año ya son 79 las personas detenidas por presuntos delitos de contrabando y han sido aprehendidas unas 540.000 cajetillas ilegales con un valor aproximado de más de dos millones de euros.

Así, concretamente en las últimas tres operaciones, se han detenido a 16 personas y aprehendido 47.297 cajetillas de tabaco sin los precintos fiscales.

En la primera de ellas, la Brigada de Seguridad Ciudadana estableció un dispositivo de vigilancia en torno a la playa de Levante y observó como un grupo de jóvenes descargaron cajas de tabaco de una lancha. Procedieron, posteriormente a introducirlas en la Barriada San Bernardo, en concreto, en una vivienda particular. Cuando los agentes se dirigieron hacia el mismo lugar encontraron en su interior 17.807 cajetillas de tabaco de diversas marcas con un valor de 84.992 euros.

En la segunda intervención, dentro de los dispositivos igualmente establecidos por la Comisaría de La Línea, los agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado observaron como dos individuos extraían diversas cajas de tabaco desde el interior de un bloque de viviendas y las cargaban en unos vehículos estacionados en la misma puerta. Tras una persecución por dicho bloque, ambos individuos fueron detenidos. En el interior de la vivienda, los agentes incautaron 9.000 cajetillas de tabaco de diversas marcas, valoradas en 40.500 euros. Cuatro personas fueron detenidas como presuntos autores de un delito de contrabando y pertenencia a organización criminal. Posteriormente se procedió a la detención de otras dos por su participación en los hechos investigados.

Finalmente, en una tercera actuación, la Brigada de Seguridad Ciudadana realizaba una serie de dispositivos, cuando observó como varias embarcaciones cargadas de tabaco esperaban en la costa, mientras un grupo de jóvenes se aproximaba para descargarlo e introducirlo en las barriadas aledañas. Se inició de esta manera una persecución por parte de los agentes, en el momento en el que 15 jóvenes consiguieron rodear a uno de los policías y comenzaron a tirarle  piedras.

Como resultado, de estas tres acciones policiales, se han intervenido 20.490 cajetillas de tabaco de diversas marcas, valoradas en 82.000 euros, un ciclomotor utilizado para el contrabando, seis equipos de transmisiones, y la detención de nueve personas por su implicación en un delito de contrabando y pertenencia a organización criminal.