Los controles durante el estado de alarma ponen en jaque al contrabando de tabaco

Los dispositivos de Seguridad Ciudadana que se están llevando a cabo estos días con motivo del estado de alarma nos está dejando varias incautaciones sobre el asfalto. Los contrabandistas son pillados in fraganti en los controles realizados por las autoridades pertinentes mientras intentan transportar el tabaco por cualquier medio.

El último caso ha ocurrido en Jerez. Allí la guardia Civil ha intervenido 7.500 cajetillas de tabaco ilícito que viajaban en un remolque para el transporte de animales. El conductor del turismo hizo despertar la sospecha de los agentes quienes realizaron la inspección del compartimento hasta dar con un doble fondo en donde se ocultaba la mercancía ilícita por valor de 30.600 euros.

Junto a la correspondiente denuncia, aprehensión del género ilegal y posterior detención por contrabando de tabaco, los autores de este delito son sancionados además por vulnerar las normas que regulan los desplazamientos a lo estrictamente necesario.