Los agentes incautaron una tonelada de tabaco en rama

La Policía vuelve a desmantelar en Talavera una fábrica clandestina de tabaco que fue intervenida en noviembre

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas de una misma familia y desmantelado una fábrica clandestina de tabaco en Talavera de la Reina (Toledo), la misma que ya fuera intervenida el pasado mes de noviembre y ahora puesta de nuevo en funcionamiento por dos de los arrestados entonces.

En esta ocasión, los agentes se incautaron de más de una tonelada de tabaco y una máquina artesanal para su producción. En noviembre de 2014 lo interceptado fue 2,8 toneladas de tabaco para liar de forma manual, además de una máquina desmenuzadora, otra picadora, productos químicos, balanzas y filtros.

Las investigaciones se iniciaron de la misma manera que el año pasado, cuando los agentes intervinieron numerosas bolsas de plástico que contenían tabaco picado y carecían de cualquier precinto y control sanitario, según la Delegación del Gobierno. Al parecer, el tabaco no era distribuido sólo en la provincia de Toledo, sino también al resto de España a través de servicios de paquetería.

Las primeras pesquisas condujeron a los policías al mismo matrimonio que ya fue arrestado en noviembre por distribuir el tabaco, que previamente manipulaban. Además, estaban involucrados también el hijo del matrimonio y su compañera sentimental.

La Policía realizó dos registros domiciliarios y un tercero en la nave que utilizaba la familia para producir, almacenar y distribuir el tabaco picado. En su interior, se intervino la tonelada de tabaco y la máquina para su confección artesanal.

En la operación efectuada el pasado mes de noviembre, los agentes intervinieron otras tres toneladas, por lo que, con lo incautado en esta operación, se trataría de uno de los mayores alijos policiales conocidos en España.

Esta es ya la tercera fábrica clandestina de tabaco que se intercepta en suelo español en lo que va de año, después de la ubicada en el Castillo de las Guardas de Sevilla, con una capacidad de producción mucho mayor y donde se detuvo a trece personas; y la desarticulada a finales de marzo en Navalmoral de la Mata (Cáceres), también de carácter artesanal y donde la Agencia Tributaria aprehendió 5,5 toneladas de tabaco en rama y picado.

En total, ya suman seis las fábricas de tabaco ilegal desmanteladas en España desde que en junio de 2013 se hallara la primera en el municipio madrileño de Coslada. Se trata, por tanto, de un fenómeno reciente que se ha intensificado especialmente en los últimos meses.