Rocío Ingelmo destaca el papel de los fabricantes para reducir el contrabando

La directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, Rocío Ingelmo, ha expresado el compromiso de la compañía en la lucha frente al contrabando de tabaco en La Línea de la Concepción, uno de los municipios españoles más afectados por esta lacra. La proximidad con Gibraltar, desde donde proviene casi el 40% del tabaco ilegal que se vende en España según los últimos datos del informe elaborado por la consultora IPSOS, convierte a Andalucía en la Comunidad Autónoma donde más tabaco ilícito se consume. En este contexto, Ingelmo ha destacado la responsabilidad de los fabricantes de controlar la cantidad de producto que se vende en Gibraltar.

Durante una entrevista en la cadena Cope, coincidiendo con la celebración anual de la feria de La Línea donde Altadis ha lanzado una campaña de concienciación sobre el contrabando, Ingelmo ha resaltado que, tratándose de un problema de tabaco genuino, es importante que los fabricantes “conozcamos la demanda de producto en Gibraltar”. De este modo, se evitaría que el exceso de oferta se venda de forma ilegal en España. No obstante, ha valorado positivamente el anuncio de las autoridades de Gibraltar de subir los impuestos al tabaco, lo que reducirá la diferencia de precios y, por consecuencia, el contrabando. Asimismo, Ingelmo ha comentado que la administración española es consciente de que un alza de los impuestos sería un reclamo para el contrabando de tabaco.

A raíz de la reciente reunión que ha mantenido Altadis con el Alcalde de La Línea, Juan Franco, y la comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, Ingelmo ha transmitido “la gran preocupación que existe en la ciudad por el contrabando”. En este sentido, ha instado a los jóvenes a que no lo vean como un modo de vida sostenible y se alejen de las mafias que controlan la zona. Con todo, Ingelmo ha destacado el firme propósito de acabar con este problema, sobre todo en La Línea: “Desde Altadis tenemos claro que debemos que contribuir todos,  especialmente los fabricantes, a reducir el contrabando de tabaco”.