Rocío Ingelmo repasa la situación del contrabando

En una entrevista publicada por el suplemento ‘Tu Economía’ del diario La Razón, Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, analiza la situación del contrabando de tabaco en el país y expone algunas de las medidas adoptadas por su compañía para intentar frenar esta actividad delictiva.

Entrevista R.Ingelmo

Durante la entrevista, Ingelmo mantiene que el papel de la industria tabaquera es fundamental en esta lucha y asegura que “tiene mucho que decir al respecto”. En este sentido, Ingelmo afirma que “es necesario que los fabricantes controlen su oferta en todos y cada uno de sus mercados” y asegura que, “de no ser así, hay que reclamar a las administraciones públicas que lo requieran mediante un sistema de infracciones y sanciones”. La directiva de Altadis hace hincapié en que la puesta en marcha de esta medida supondría una reducción notable del contrabando de tabaco.

Fieles a su compromiso con la lucha contra el comercio ilícito de tabaco, Altadis tiene como objetivo concienciar a los consumidores e implicar en su lucha a colectivos como el de los estanqueros, especialmente afectados por esta lacra. Ingelmo ha subrayado que “esta lucha es responsabilidad de todos”.

Asimismo, Ingelmo manifiesta que “en los dos últimos años se ha estabilizado el comercio ilícito de tabaco, aunque los niveles se mantienen por encima a los de antes de la crisis”. La directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis señala que para cuantificar estas cifras toman como referencia los datos arrojados por el balance de aprehensiones que realiza la Agencia Tributaria, la Policía y la Guardia Civil, así como el estudio estimativo que se elabora en las ciudades europeas de más de doscientos mil habitantes. Los últimos datos reflejan que 9’1% del consumo total es tabaco ilícito. Para Ingelmo, esta cifra se deriva, sobre todo, de la crisis económica y del alto desempleo.

En opinión de Ingelmo, “Gribraltar y Andorra son los principales puntos de entrada de tabaco ilícito, debido, en parte, a que el precio de su tabaco es menor”. En este sentido, Ingelmo recalca que, “hoy en día, se trata de un problema de tabaco genuino, aunque también se han detectado otras formas de contrabando como fábricas de producción de tabaco ilegal y comercio de hoja de tabaco por internet”. Sostiene, igualmente, que Francia va a afrontar un grave problema de tráfico ilícito de tabaco como consecuencia del fuerte incremento del precio del tabaco y la introducción del paquete genérico. Según Ingelmo, “cuanto mayor es la variación de impuestos, más incentivados se sienten los contrabandistas”. A este respecto, proporciona varias recomendaciones de tipo fiscal que contrarrestan esta situación, como analizar la elasticidad precio y renta antes de incrementar los impuestos y controlar el diferencial con los mercados próximos, entre otras medidas.

Lee el artículo completo: “La industria tabaquera tiene mucho que decir en la lucha contra el contrabando” (La Razón)