Logo Altadis

La Policía de Castilleja recibe el reconocimiento de sus estanqueros en la lucha frente al contrabando de tabaco

Olivia Escaja, presidenta de la Asociación de Estanqueros de Sevilla, ha enviado una carta a la Jefatura de la Policía Local de Castilleja de la Cuesta para agradecerles su labor frente al contrabando de tabaco. El cuerpo ha desarticulado varios puntos de venta ilegal en este municipio sevillano, actuaciones de las que Encaja tuvo conocimiento mediante uno de los estanqueros locales.

Fotografía_Antonio Pizarro

El gremio reiteró su disposición a colaborar con las autoridades para erradicar esta lacra social que aún supone un grave problema para toda la provincia de Sevilla. En los últimos meses, la Policía Local de Castilleja ha llevado a cabo al menos tres operaciones destacadas contra la venta de tabaco ilegal en este municipio del Aljarafe.

Escondían el tabaco en lugares inverosímiles

Algunas de las actuaciones que han merecido el agradecimiento de los estanqueros castillejanos se han producido por las intervenciones de su policía local en lugares inimaginables.

En junio, los agentes denunciaron al responsable de un quiosco que ocultaba el tabaco ilegal en las cajas de chucherías. El quiosquero cortó la parte de arriba de una caja de golosinas para acceder al tabaco, mientras que de cara al público sólo se veía el dulce.

En otras de intervenciones, el cuerpo halló la mercancía ilícita dentro de los botes cilíndricos de patatas fritas, el frigorífico y en unas cajoneras que había preparado especialmente para ello. A principios de octubre se produjeron otras dos intervenciones de tabaco, una de ellas en una cafetería que almacenaba el género ilegal en la máquina de café.

En abril, en pleno estado de alarma, la denuncia a un vecino de la localidad destapó su “negocio” de venta tabaco ilegal disimulado en bolsas de pan. El hombre, sorprendido por los agentes en plena calle, dijo a los policías que sólo llevaba el pan que acababa de comprar. En el interior de la bolsa se hallaron decenas de cigarrillos, tanto en cajetillas como en envases de plástico, sin marca alguna y listos para ser distribuidos.

La Policía Local de Castilleja de la cuesta ha recordado que “la venta ilícita de tabaco de contrabando genera graves problemas, desempleo, competencia desleal y fomenta a las mafias”.