El contrabando de tabaco, un problema internacional que requiere soluciones globales

ProtocoloEl Protocolo para Eliminar el Comercio Ilícito de Productos de Tabaco es un tratado internacional que tiene como objetivo eliminar todas las formas de comercio ilícito de tabaco a través de un paquete de medidas que deben adoptar los países actuando en cooperación. Estas medidas pasan por proporcionar a los países adheridos herramientas para la prevención del comercio ilícito, mejorar las cadenas de suministro, establecer medidas disuasorias para hacer cumplir la ley y fomentar la cooperación internacional. En definitiva, se trata de una solución global que se presenta como la respuesta más contundente para luchar contra un problema que está socavando la economía de muchos países y poniendo en peligro la salud de ciudadanos de todo el mundo.

A raíz de una propuesta de la Comisión, la UE ratificó el Protocolo del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco el 24 de junio de 2016. Dicho Protocolo requiere 40 adhesiones para entrar en vigor y hasta la fecha se han registrado 18, España entre ellos. Por este motivo, la Unión Europea hace un llamamiento a otros países y socios internacionales para seguir su ejemplo y poner fin a la lacra del tabaco ilegal.

El comercio ilícito de tabaco supone una amenaza grave para la salud pública, causa pérdidas considerables en los ingresos de los gobiernos y al mismo tiempo, contribuye a la financiación del crimen organizado internacional.

En un evento enmarcado dentro de la ratificación del Protocolo CMCT de la UE, la Vicepresidenta de la Comisión Kristalina Georgieva aseguró que “El comercio ilícito de tabaco pone en peligro la salud y drena los presupuestos públicos de nuestros ciudadanos. Sólo un tratado internacional de la ONU con las obligaciones vinculantes, como el Protocolo para la Eliminar del Comercio Ilícito de Productos del Tabaco, puede abordar adecuadamente el principal reto al que nos enfrentamos.’