Enviado a prisión un contrabandista gibraltareño tras una persecución que culminó con tres agentes heridos

El pasado 11 de julio, la Policía Real de Gibraltar detuvo a un hombre de treinta años vecino de la colonia por tenencia ilícita de tabaco. Durante su labor, los funcionarios de Aduanas sospecharon que el conductor de un vehículo con matrícula de Gibraltar podría estar involucrado en el tráfico ilícito de tabaco y así alertaron a la Policía del Peñón.

Los agentes dieron el alto al hombre, pero éste lo ignoró y desencadenó una persecución que trató de concluir con una huida a pie. Finalmente fue alcanzado por la policía y trasladado a dependencias policiales. Durante la persecución tres agentes resultaron heridos y fueron tratados en el Hospital St. Bernard, donde recibieron el alta poco después.

En el registro del vehículo se hallaron 6.000 cajetillas de varias marcas, un total de 120.000 cigarrillos, con un valor aproximado de más de 17.000 euros.

Además de tenencia ilícita de tabaco, al detenido se le imputan múltiples cargos como conducción temeraria y agresión a un agente de policía. Horas después el contrabandista fue enviado a prisión preventiva por orden de la autoridad judicial.