La Agencia Tributaria desmantela una fábrica clandestina de tabaco en Mallorca

fábrica clandestina Mallorca

Agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA) de la Agencia Tributaria detectaron hace algunos meses una web de venta ilegal de tabaco que distribuía por todo el territorio nacional. La investigación llevó a las autoridades hasta dos ciudadanos de origen polaco que operaban en Mallorca, donde contaban con una importante infraestructura para el manipulado y posterior distribución del tabaco ilegal.

La operación, bautizada como “Allium”, descubrió que los detenidos disponían de una nave industrial en Sant Llorenç des Cardassar, donde recibían y almacenaban grandes partidas de hojas de tabaco, procedentes de fuera de Mallorca. Allí los agentes se incautaron de 250 kilos de tabaco picado, una máquina picadora, una secadora y otros útiles destinados a la producción ilícita.

En la localidad de Son Servera la organización contaba con un local comercial, aparentemente cerrado, donde habían instalado el centro logístico. En ese establecimiento empaquetaban el tabaco, introduciéndolo en cajetillas con los logotipos de marcas conocidas que habían falsificado previamente. En ese almacén los investigadores encontraron cerca de 800 kilos de tabaco, así como decenas de recipientes para el empaquetado y etiquetas falsas.

Además, durante la operación se realizaron registros en las viviendas particulares de los acusados. Desde aquí, los dos sospechosos llevaban a cabo la gestión de la página web, la captación de los clientes y la recepción de los pedidos. En las viviendas fueron incautados material informático y abundante documentación, que está siendo analizada para conocer la magnitud del negocio en la red.

Fuentes de la Agencia Tributaria señalaron que solo con la tonelada de tabaco intervenida se podrían haber elaborado y distribuido un millón y medio de cigarrillos, en 75.000 cajetillas. La operación, dirigida por un juzgado de instrucción de Manacor, supone uno de los golpes al contrabando de tabaco más importantes de los últimos años en Balears. Los dos arrestados están acusados de delitos de contrabando, contra la hacienda pública y contra la propiedad industrial.