Cajas de picadura de tabaco decomisadas en la macrooperación

La mayor aprehensión de tabaco de contrabando en nuestro país se salda con 41 toneladas de picadura de tabaco incautadas

La operación conjunta de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil tuvo lugar el pasado 19 de noviembre y ha significado la detención de doce personas y la incautación de 41.500 kilos de picadura de liar. La noticia se hizo pública el viernes 27 en Sevilla por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el delegado especial de la Agencia Tributaria de Andalucía, Ceuta y Melilla, Alberto García Valera, y el general jefe de la IV Zona de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, quienes explicaron que la mercancía intervenida equivale a más de cuatro millones de cajetillas con un valor de mercado de 6.640.000 euros, por lo que se considera la mayor aprehensión de picadura de liar realizada hasta la fecha en España.

La ‘macrooperación’ comenzó hace ocho meses gracias a la información de la Asociación de Estanqueros de Jaén, que denunció la circulación y venta ilícita de bolsas de cigarrillos entubados sin el cumplimiento de los requisitos sanitarios y fiscales. Los agentes constataron que, efectivamente, las ventas legales habían caído un 7% en la provincia, especialmente en Jódar, Linares y Bedmar.

Con la operación ‘Picado’, las fuerzas de Seguridad han podido desmantelar la compleja infraestructura de almacenamiento y distribución con la que operaba una gran red de contrabandistas. La organización criminal compraba el tabaco a empresas asiáticas y polacas que lo destinaban a abonos y pesticidas. Después, a través de una empresa radicada en Madrid, simulaba un negocio de venta de productos agrícolas, en el que en realidad se vendía el tabaco ilícito en bolsitas al precio de un euro.

Tras una primera redada en Jódar y Linares, donde se incautaron de 400 kilos de picadura de tabaco, gran cantidad de cigarrillos, 10 máquinas para picar y otras 18 para entubar, los agentes descubrieron una página web con servidor en Bangladesh y dominio de una empresa española, a través de la que se vendía el tabaco final. Los investigadores hallaron después dos naves en Fuenlabrada y Leganés (Madrid) donde manufacturaban el tabaco en rama para convertirlo en un producto apto para ser fumado. En total doce personas han sido detenidas y, entre ellas, se encuentran los dos titulares de la actividad junto a los dedicados a la venta al por menor en Jaén y Madrid. En los registros de las naves madrileñas, se intervinieron también varios vehículos que pertenecían a la red.

Los responsables podrían ser acusados de diversos delitos, entre ellos, de contrabando, contra la Hacienda Pública y contra la salud pública. La investigación aún continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.