El 12,5% del tabaco que se consume en España procede del comercio ilícito

La Mesa del Tabaco alerta de la gran penetración que tiene el tabaco ilegal en el país, que ya asciende al 12,5% del total que se consume en España, según los últimos datos del estudio realizado por la consultora Ipsos para la industria. Este porcentaje corresponde al cierre del pasado año 2014 y supone un aumento de 1,2 puntos porcentuales con respecto a 2013. Además, la venta ilegal alcanza cifras récord en regiones como Andalucía, donde el 45,6% del tabaco fumado procede del contrabando; o en Extremadura, donde esta tasa es del 54,1%.

El estudio de IPSOS se basa en contabilizar los paquetes de cigarrillos vacíos que se recogen en las principales ciudades españolas y comprobar si cuentan con el obligatorio precinto fiscal o no. Se trata de una muestra representativa de la realidad del contrabando en España.

La magnitud del tráfico ilícito de tabaco en el país es una de las principales preocupaciones de la Mesa del Tabaco, que pretende concienciar a la ciudadanía de los riesgos que conlleva: pérdida de ingresos para el Estado, financiación de mafias, falta de control sobre el producto y facilidad de acceso a los menores. “Desde la Mesa del Tabaco queremos alertar de la gran penetración que tiene ya el tabaco ilegal, especialmente en el sur de España, donde lamentablemente la compra de tabaco ilícito se ha convertido en una práctica habitual y está totalmente normalizada entre los ciudadanos”, afirma Juan Páramo, portavoz de la institución.

Según un estudio de la consultora Millward Brown para la Mesa del Tabaco, el 60% de los andaluces reconoce que es normal fumar cigarrillos ilegales. En relación a esta permisividad social, Mario Espejo, presidente de la Unión de Estanqueros, también integrante fundamental de la Mesa del Tabaco, asegura que los únicos canales de venta legal son “los estancos y las máquinas expendedoras”. Además, el comercio ilícito pone en riesgo la economía de “más de 13.500 estanqueros que viven honradamente de su trabajo y que contribuyen de forma legal a la economía del país”.

Ante los contundentes datos, los componentes de la Mesa del Tabaco, que aglutina al conjunto del sector (agricultores, estanqueros, fabricantes como Altadis y distribuidores), claman por la necesidad de concienciar a la población española acerca de esta lacra social para poder acabar con ella. Además, valoran el esfuerzo realizado en estos años en la lucha frente al contrabando por las Administraciones Públicas, por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y por el Servicio de Vigilancia Aduanera.