El consenso político, gran activo en la lucha frente al contrabando de tabaco

Los distintos actores involucrados en la lucha contra el comercio ilícito debemos redoblar nuestros esfuerzos de manera permanente. Por ello, es importante que identifiquemos nuestras debilidades, pero también que nos hagamos fuertes en nuestras fortalezas.

Entre estas últimas, el III Congreso Nacional frente al Contrabando de Tabaco organizado por Altadis el pasado 5 de octubre puso de relieve un gran activo en la lucha frente al contrabando en España: la coincidencia de los principales partidos políticos representados en el Congreso en la necesidad de acabar con esta lacra.

Iniciativas como la Proposición No de Ley (PNL) de medidas contra el comercio ilícito de tabaco, propuesta por Ciudadanos y apoyada por el resto de formaciones políticas, demuestran ese valioso alineamiento de los partidos en una cuestión que no causa el mismo consenso en otros países de nuestro entorno.

En palabras de Vicente Ten, diputado de la formación naranja, durante el Congreso frente al Contrabando, “si algo tenemos que hacer los grupos parlamentarios, y en eso estamos de acuerdo los grupos representados en esta mesa (PP, PSOE y Ciudadanos), es luchar contra el contrabando”. “El contrabando de tabaco no supone únicamente un prejuicio para los estanqueros; lo es también para la recaudación estatal, la empleabilidad, la salud y la seguridad de los ciudadanos”, porque no podemos olvidar que el comercio ilícito está “ligado a las tramas de corrupción, de blanqueo de capitales y de contrabando de armas y personas”.

Por su parte, Juan Bravo, diputado del Partido Popular, aseguró que si bien ha habido mejoras en términos de fiscalidad y legislación, así como en los sistemas de detección de material ilícito, todavía queda trabajo por hacer. “Mientras sigamos teniendo contrabando de tabaco, seguiremos teniendo que mejorar”, enfatizó, aludiendo, además, a la necesidad de colaboración “entre el sector público y el empresarial” para poder paliar el problema.

El debate entre representantes del PP, PSOE y C’s durante el Congreso también puso de relieve que, pese al grave impacto del comercio ilícito de tabaco en las arcas del Estado, el empleo, la salud o la seguridad ciudadana, existe un gran desconocimiento acerca del alcance real de esta lacra. En este sentido, Óscar Galeano, diputado del PSOE, afirmó durante su intervención que los actores implicados en la lucha frente al contrabando tienen “una labor imperiosa de concienciación”, que Rocío Ingelmo, directora de Asuntos Corporativos y Legales de Altadis, consideró necesario hacer extensiva no solo a la sociedad, sino también “a la propia Administración, a los agricultores, a los estanqueros y a los fabricantes”.